Envíos GRATIS PARA PEDIDOS SUPERIORES A 35€  

Carrito

5 trucos para reducir la retención de liquidos

Publicado por Baia Food en

5 trucos para reducir la retención de liquidos

La retención de líquidos ocurre cuando un exceso de fluido se acumula dentro de los tejidos. Los síntomas más visibles son la hinchazón en piernas, abdomen y tobillos. Cuando los factores que contribuyen a ello son el estrés, la alimentación, el sedentarismo o fumar, puede mejorarse notablemente siguiendo los siguientes trucos:

Reduce el consumo de sodio

El sodio se une al agua en el cuerpo y ayuda a mantener un equilibrio de fluidos dentro y fuera de las células. Si tomas a menudo comidas muy ricas en sal, como los alimentos procesados, tu cuerpo, lógicamente, va a retener más líquido. Evita abusar de la sal cuando prepares tu comida, primando las hierbas aromáticas, pimienta negra o cúrcuma. 

Aumenta tu ingesta de alimentos ricos en magnesio y vitamina B6

Más de 300 reacciones enzimáticas del organismo requieren de este mineral, clave para reducir y evitar la retención de líquidos. Los frutos secos crudos sin sal, el CACAO ORGÁNICO, la col rizada, las alubias o las espinacas son fuentes muy buenas de magnesio.

La vitamina B6 por su parte contribuye a la formación de glóbulos rojos y al buen estado del sistema nervioso.

Las mejores fuentes son el plátano, las nueces, el arroz integral, las avellanas y el ajo crudo.

Prueba las infusiones diuréticas

Las infusiones de diente de león, cola de caballo o hinojo son muy diuréticas. Prueba a tomarlas después de comer o entre horas, cambiando el azúcar o los edulcorantes artificiales por unas gotitas de limón.

Incorpora alimentos con potasio en tu dieta

Este mineral es también un electrolito, al igual que el sodio y el cloro, que colabora en la presión y concentración de sustancias en el interior y exterior de las células. Si comemos mucha sal, los requerimientos de potasio aumentan. La falta de este macro mineral en la dieta, agrava la retención de líquidos y la hipertensión. Las mejores fuentes son el plátano, los albaricoques, los garbanzos, el ACAI ORGÁNICO, las acelgas, las patatas y las semillas de calabaza y girasol.

Olvídate de los carbohidratos refinados

Unos niveles altos de insulina en el cuerpo provocan una mayor retención de líquidos ya que aumentan la reabsorción de sodio en los riñones. Evita las chucherías, bollos, galletas industriales, alcohol y los cereales refinados.

Por supuesto, no te olvides de beber agua entre horas. Muchas personas propensas a retener líquidos lo evitan por miedo a hincharse más, lo que es un error. Al estar deshidratado, el organismo retendrá más líquido como mecanismo de defensa, lo que agravará los síntomas.

Realiza todos los días un poco de ejercicio, aunque sea caminar 30 minutos, para perder volumen y mejorar la circulación.


Publicación más antigua Publicación más reciente


0 comentarios


Dejar un comentario