Carrito

Qué es el Cáñamo

Açaí

Cáñamo orgánico

El consumo de las semillas de la planta de cáñamo (Cannabis sativa L.) se remonta a la prehistoria, y pocas son las civilizaciones que no aprovecharon los beneficios de esta planta y del aceite derivado de sus semillas. Su uso se menciona en los primeros textos medicinales de la cultura china y egipcia. De entre todas las plantas comestibles del planeta, ninguna de ellas se puede comparar con la nutrición que ofrecen las semillas de cáñamo, por su perfecto equilibrio de aminoácidos, minerales y ácidos grasos.

Las semillas de cáñamo son un superalimento especialmente rico en dos ácidos grasos esenciales, el ácido linoléico (omega 6) y el ácido alfa-linolénico (omega 3). Son una fuente inigualable de proteína vegetal, calcio, magnesio, hierro, fibra y vitaminas del grupo B.

Fuente de proteína vegetal

Las semillas de cáñamo son una de las fuentes de proteínas vegetales más ricas que se conocen. Se digiere mejor que otras proteínas de origen animal y por lo tanto nuestro cuerpo la usa de forma más eficiente. Aproximadamente, el 35% de la semilla es proteína, por lo que es uno de tus mayores aliados para conseguir un aporte ideal de todos los aminoácidos esenciales incluidos los 9 no producimos por  nosotros mismos.

Rico en omegas

Las semillas de cáñamo son una de las fuentes de proteínas vegetales más ricas que se conocen. Se digiere mejor que otras proteínas de origen animal y por lo tanto nuestro cuerpo la usa de forma más eficiente. Aproximadamente, el 35% de la semilla es proteína, por lo que es uno de tus mayores aliados para conseguir un aporte ideal de todos los aminoácidos esenciales incluidos los 9 no producimos por  nosotros mismos.

Fibra natural

Tienen una gran cantidad de fibra no soluble, lo que significa que el cuerpo no la absorbe, limpiando así el tracto digestivo de parásitos y toxinas y eliminando la hinchazón.