ENVÍOS 24-48H GRATIS EN PEDIDOS > 35 €  

Carrito

Qué es el coco

Coco

Coco orgánico

El coco es una fruta tropical procedente del cocotero, conocido científicamente como Cocos nucifera. Esta palmera es la más cultivada en la actualidad a nivel mundial. Pertenece a la familia de las Arecaceae y en su estado natural puede llegar a crecer hasta 30 m o más de altura. Esta fruta y sus derivados son una fuente de ingresos muy importante para comunidades locales y pequeños agricultores, especialmente en África.

El coco es un fruto redondo y alargado de carne blanca, fibrosa y aceitosa, cubierto por una cáscara dura de color marrón y con “pelo”. El aspecto de nuestro COCO ORGÁNICO en rodajas muestra una carne de color blanco con un borde en tono marrón, característicos del fruto fresco. Su sabor es el típico del coco, con una intensidad muy elevada.

Ácidos grasos de cadena media

El coco es una fuente importante de triglicéridos de cadena media (TCMs). Estos ácidos están siendo especialmente estudiados en los últimos años debido a su acción sobre la glucemia y la resistencia a la insulina. Parece que un consumo moderado de TCM sería capaz de disminuir la glucemia e insulinemia en sujetos obesos, y de disminuir la glucemia postprandial en diabéticos. Otros efectos beneficiosos que se están estudiando del consumo de los TCM son: intervención en el control del peso corporal, podrían favorecer la termogénesis y ayudarían en la absorción de calcio a bebés prematuros (además de ser fuente rápida de energía).

Vitaminas y minerales

El coco es especialmente rico en vitaminas B3 y B9, además de en vitamina C y E. La combinación de estas vitaminas hace del coco un alimento interesante en cuanto a su poder en la salud del sistema cardiovascular. Además de un buen antioxidante, ayuda a mejorar la circulación sanguínea, mejora la actividad cardiaca y reponer los niveles saludables de electrolítos en sangre. De hecho, los minerales y oligoelementos que tiene en su composición (potasio, manganeso, zinc, calcio, hierro y selenio) ayudan a regular la tonicidad de los músculos y mejorar las funciones del corazón.

Energizante

El coco es un magnífico energético. Su elevado contenido en grasas hace que este alimento sea una importante fuente de combustible a la hora de practicar ejercicio. Además, los minerales que contiene el coco contribuyen a la protección del músculo en una situación de estrés oxidativo que puede ser generada por la práctica de deporte. Es interesante consumir coco de forma habitual dentro de una dieta equilibrada, aunque no exclusivamente antes de realizar ejercicio físico, sino incorporándolo dentro de la alimentación como un snack entre horas para evitar los picos de insulina entre comidas y como saciante energético.