Carrito

Qué es el açaí

Açaí

Açaí orgánico

La baya de açaí, acaí, asai o acai berry es el fruto de una palmera nativa del norte de Sudamérica conocida científicamente como Euterpe oleracea. En estado salvaje, crece en la selva lluviosa al norte de Brasil. Estos árboles, también conocidos como Açaizeiros, pueden alcanzar 25 metros de alto en su hábitat natural y dan dos cosechas al año. El açaí se consume tradicionalmente entre las comunidades de la selva tropical, constituyendo desde hace siglos una pieza central en la dieta de los indígenas amazónicos. Los nativos lo emplean como remedio natural para el tratamiento y la prevención de diversas afecciones.

La pulpa comestible solo represente una décima parte de la fruta con semilla, y es que las esencias más potentes siempre vienen en frascos pequeños. El polvo de la pulpa tienen un bonito color púrpura oscuro y un sabor que recuerda a una mezcla de frutos del bosque y chocolate, con matices de frambuesa y uva negra.

Poder Antioxidante

Su valor de ORAC posiciona al açaí como una de las frutas más antioxidantes del planeta. Y es que su color oscuro refleja la presencia de una gran cantidad de antocianinas, pigmentos que comparte con los arándanos y moras, que están siendo investigados extensamente por sus beneficios en la prevención de enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas y por su efecto inmunoestimulante y prebiótico.

Vitaminas y minerales

La combinación de vitaminas B, C y E hacen del açaí un auténtico cóctel embellecedor, protector de la piel y el cabello, o sea, un nutricosmético en estado puro. Consumir açaí en primavera verano nos ayudará a preparar la piel frente a la exposición solar, prevenir quemaduras solares y retrasar los efectos del envejecimiento.

Rendimiento físico

La vitamina E presente en la pulpa de esta baya, contribuye a la protección de los músculos frente al estrés oxidativo que produce la practica de ejercicio. Consumir açaí antes de entrenar te ayudará a mejorar tu rendimiento físico. Tomarlo después facilitará la recuperación y regeneración de los tejidos musculares.