Estos tres superalimentos son una fuente inigualable de antioxidantes, enzimas, minerales y proteínas. Por su acción oxigenante celular y gracias a su alto contenido en vitamina C y aminoácidos esenciales, estimula la formación de colágeno y elastina, proteínas clave para una piel firme y bonita. Minerales vitales como el hierro, yodo, calcio, fósforo y magnesio aseguran el mantenimiento de unos huesos fuertes, mientras los beta-carotenos contribuyen a una salud ocular óptima.